Psillium


Dentro de la amplia gama de extractos de origen vegetal consumidos con diversos propósitos, los de las cortezas de las semillas de psillium se utilizan frecuentemente con fines laxantes debido a su alto contenido en fibra. Ahora, una reciente Investigación ha mostrado que, tras su consumo durante 8 semanas, también son muy útiles para reducir alrededor del 7% las concentraciones del colesterol total y del "colesterol malo", tanto en varones como en hembras. La causa parece radicar en un estímulo de la secreción biliar y de colesterol por el hígado.
El Plantago ovata, planta originaria de Africa y Asia, pertenece a la familia de las zaragatonas. Estas son hierbas de cosecha anual, de tallo recto, ramificado, de 10-15 cm de altura, que crecen en lugares áridos y pedregosos.
Las flores se agrupan en cabezuelas redondeadas u ovoides que nacen en las axilas de las hojas superiores. Las corolas son membranosas y de color pálido y están divididas en cuatro lóbulos acabados en punta muy aguda. Cada frutito tiene un par de semillas negruzcas, brillantes, de unos 3 mm, con una concavidad en uno de sus costados.
En Europa y, sobre todo, en la zona mediterránea existen otras variedades de la misma familia, como Plantago psyllium. La palabra "psyllium" procede del latín y significa pulga, debido a que las semillas de estas plantas se asemejan a estos insectos.

Especialmente en los productos farmacéuticos se utilizan tanto las semillas como las cutículas de Plantago ovata. Estas últimas reciben el nombre de Ispaghula husks o Psyllium husks.
Esta denominación puede originar confusión, ya que prácticamente todos los preparados proceden de Plantago ovata y no de la variedad Psyllium. Las semillas de Plantago ovata contienen fibras solubles e insolubles en una relación aproximada de 20:80, es decir, bastante más insolubles que solubles. En las cutículas, por el contrario, la relación es de 70:30, es decir, más cantidad de solubles que insolubles. Como dato adicional cabe citar que el salvado de trigo, por ejemplo, está compuesto prácticamente de fibra insoluble (relación 10:90).
La Food and Drug Administration (FDA) recomienda que una dieta equilibrada para una persona sana debe tener las siguientes proporciones de contenido en fibra:

RECOMENDACIÓN DELCONSUMO DE FIBRA DE LA FDA
70-75 % de fibra insoluble y
25-30 % de fibra soluble
Las semillas de Plantago ovata ofrecen, por lo tanto, una fuente de fibra ideal que cumple con la recomendación citada.

Una de las propiedades más conocidas de Plantago ovata es su capacidad para normalizar el tránsito intestinal. Esta acción se debe no sólo a su poder de captar agua y aumentar consecuentemente de volumen, sino a otros mecanismos que, sumados, consiguen normalizar el tiempo de tránsito de las heces a través del colon y su consistencia. Resumimos a continuación los mecanismos más aceptados:
Tabla de los mecanismos de normalización del tránsito intestinal por Plántago ovata Entretanto se han realizado numerosos estudios clínicos y experimentales con las diferentes preparaciones de Plantago ovata, demostrándose otros efectos farmacológicos que confieren a esta planta gran importancia terapéutica. Los de mayor interés son los siguientes:
• Las semillas y cutículas de Plantago ovata forman parte de las fibras parcialmente fermentables por las bacterias del colon. Los estudios realizados demuestran que las semillas originan un resto no digerible mucho mayor que las cutículas (husks):

RESTO NO DIGERIBLE 3
(Después de fermentación anaeróbica durante 24 horas con bacterias procedentes de la panza de buey).

Plantago ovata, semillas 66,55%
Plantago ovata, husks 15,17%
Salvado de trigo 24,14%

Es decir, la parte más fermentable corresponde a las porciones más solubles del Plantago ovata: Ispaghula husks.
En consecuencia, el Plantago ovata ofrece una porción fermentable en el colon con los consiguientes beneficios derivados de esta fermentación (producción de ácidos grasos de cadena corta).
• El Plantago ovata inhibe la b-glucuronidasa bacteriana.
Numerosas sustancias endógenas y exógenas se transforman en hidrosolubles en el hígado mediante el proceso de conjugación. Estos conjugados se eliminan por vía renal o, a través de las vías biliares, llegan al intestino para su eliminación por las heces. Numerosas bacterias en el colon producen glucuronidasas y sulfatasas que disocian parcialmente estos conjugados, liberándose de nuevo las sustancias contenidas en ellos. Si éstas son tóxicas o potencialmente cancerígenas, podrían desarrollar su efecto sobre la mucosa del colon.
Diferentes estudios experimentales han demostrado, que una elevación de la actividad de la b-glucuronidasa provoca un aumento de la incidencia de tumores colorrectales y que los inhibidores de esta enzima reducen este riesgo4,5.
Como se ha demostrado en un estudio en ratas, el Plantago ovata inhibe de forma significativa la actividad de la b-glucuronidasa en el intestino6,7. No se sabe si este efecto se debe a un cambio del espectro bacteriano, y con ello de las especies productoras de la enzima, o bien a una inhibición directa de la actividad enzimática.

• El Plantago ovata consigue aumentar la eliminación de los ácidos biliares por las heces.
Estudios experimentales en hámster han demostrado, de forma evidente, que las semillas de Plantago ovata y, con mayor intensidad, sus cutículas aumentan la eliminación de ácidos biliares por las heces. En comparación, el salvado de trigo y avena no tuvieron influencia alguna sobre esta eliminación con las dosis estudiadas8.
Los resultados de los primeros estudios clínicos con pacientes ileostomizados demuestran un ligero aumento de la eliminación de ácidos biliares con la administración de 10 g de Plantago ovata, siendo ésta estadísticamente significativa cuando se utilizan las semillas9.

• El Plantago ovata reduce los niveles de colesterol sérico, como han demostrado numerosos estudios clínicos y experimentales. El mecanismo de acción podría ser, entre otros, un aumento de la eliminación de ácidos biliares y la consecuente estimulación de su producción a partir del colesterol.
Estudios más recientes demuestran una reducción del colesterol total y de la fracción LDL y un aumento de la fracción HDL10.
• El Plantago ovata mejora la curva posprandial de glucosa en los pacientes diabéticos, especialmente en los no insulinodependientes (tipo II). Este efecto se ha demostrado en numerosos estudios experimentales, donde las cutículas (husks) han desarrollado la mayor actividad. Entretanto, se dispone de varios estudios clínicos que confirman ampliamente esta acción hipoglucemiante11.